miércoles, 1 de abril de 2009

Bajo Mínimos #2: Vertigo Comics

Los noventa fueron unos años muy duros para los cómics de las grandes editoriales americanas, Marvel y DC. Al comienzo de esta década muchos de los más influyentes guionistas y dibujantes se hartaron de no tener ningún poder sobre sus creaciones y empezaron a emigrar, bien a editoriales más pequeñas donde se les otorgaba mayor libertad o bien directamente fundando sus propias compañías independientes.

Las grandes al principio no se preocuparon, al fin y al cabo lo que vendía no era el nombre de los creativos, si no los personajes. Se equivocaron. Pronto vieron dos cosas: que una gran parte de lectores acogía con gusto unas tramas más adultas, que se saltaban los tabús que ellos imponían en sus colecciones, lo cual no era la primera vez que se hacía, pero siempre habían sido o bien experimentos controlados por ellos (DC tuvo varios éxitos en este sentido en los ochenta) o cómics underground con bajos niveles de ventas y que las nuevas colecciones con dibujos espectaculares se hacían con los primeros puestos en las listas de ventas. Como ejemplos claros de las dos nuevas vertientes se puede nombrar a Sin City de Frank Miller y a WildC.A.T.s de Jim Lee.

Las dos compañías reaccionaron de forma distinta; mientras Marvel intentaba competir con dibujos aún más molones y guiones aún más vacíos, propiciando una década para olvidar en la que estuvo a punto de caer en bancarrota, DC intentó dar un salto de calidad creando el sello Vertigo, donde se daba cabida a historias más adultas, ya fuera por su nivel de violencia, sexo o simplemente por su complejidad argumental. Los creativos tenían total libertad como en otras compañías independientes, pero a esto se le unía la ventaja del músculo comercial de la editorial a la hora de promocionar y distribuir los cómics. Fue una jugada maestra de DC, que redondeó al editar las nuevas colecciones en formatos recopilatorios, con tapa dura, material extra, etc. y dándoles presencia en librerías, no solo en kioskos y tiendas especializadas.

Bajo el sello Vertigo han visto la luz algunas de las mejores obras de los últimos años como Predicador, Transmetropolitan, Y, el último hombre o Fabulas, de las que seguro hablaré en otros capítulos de Bajo Mínimos, y lo que es más importante, aunque no fue pionero Vertigo es la prueba más clara de que apostar por la calidad sirvió para dar una nueva dimensión a los cómics como manifestación cultural, superando el estigma de ser solo un entretenimiento para adolescentes para convertirse definitivamente en una nueva forma de literatura que en la actualidad goza de muy buena salud.

22 comentarios:

bendecida dijo...

No soy un gran lector de cómics, pero siempre me han gustado sus personajes. Cada película que hacen sobre personajes de cómics, me la veo, aún a sabiendas, de que suelen ser truños.
Me encantó Sin City y 300!!!
Me gustaría verlo en cómic!!!!

TROY MCCLURE dijo...

Yo tampoco tengo pajolera idea de cómics y lo único que he consumido fue creaciones de Ibañez, pero gracias a esta sección espero corregir esta situación. La verdad es que por desgracia en este aspecto soy un consumidor de los productos de masas (coincido con Bende, me encantó 300 y SC). Las películas sobre personajes de Marvel dejan bastante que desear para mi gusto.

little caesar dijo...

Es un mundo inabarcable y seguro que muy disfrutable; mi hermano me regaló ayer WATCHMEN y realmente estoy sorprendido con el tono tan políticamente incorrecto de la historia (abusos sexuales, fascismo puro y duro, homosexualidad...)

Venga daaxe, ¿alguna recomendación?, o bueno, mejor me espero a otras entregas de bajo mínimos; de momento me apunto esto de vértigo.

bendecida dijo...

No corras, little. Con las 400 páginas de Watchmen, tienes bastante!!!
Llevatelo a la "despedida"!!! Me lo agradecerás!!!!

daaxe dijo...

Poco a poco iremos descubriendo joyitas, pero para empezar Watchmen no está nada mal, little!!

En el artículo también nombro algunas imprescindibles, como por ejemplo Predicador, a la que probablemente dedique la próxima entrega de mi sección.

little caesar dijo...

Que no es una despedida al uso, es un fin de semana de amigos, os lo dije ayer.

Y cállate porque el novio es seguidor del blog y es una fiesta sorpresa.

little caesar dijo...

Sí, mi hermano tiene algo por ahí de "Predicador", siempre me está dando la brasa con ese cómic (o novela gráfica? que los puristas se ofenden)

bendecida dijo...

No he dicho nada!!! Solo he aconsejado!!!!

daaxe dijo...

Naaaa, eso es como cuando a los negros les tenían que llamar "gente de color" para no ofenderlos.

Ahora los cómics son cómics y los negros, negros; y si a alguien le molesta es que es un capullo (aunque haberlos, ahílos).

little caesar dijo...

La verdad es que es un mundo extraño, quiero decir, de repente muere batman, vale, guay, ha muerto, pero...llega otro autor, recupera el personaje y hace otra serie.
Y de repente oigo hablar del batman de Miller, el superman de fulanito o los x-men de menganito.

O hacen historietas con los personajes mezclados, o... joder, mi hermano tiene en cómic (uno que sale batman ya retirado), que superman, en esa historia, es malo!!! pero ¿qué cojones?

TROY MCCLURE dijo...

¿Qué es peor gente de color o afroamericano de mierda?

daaxe dijo...

hombre, Troy, supongo que se puede aplicar la regla de que todo lo que incluye mierda es peor.

TROY MCCLURE dijo...

Bueno si dices gente de color de mierda, se supone que la mierda en condiciones normales es marrón, entonces no creo que tenga un sentido peyorativo

daaxe dijo...

Little, tienes razón, desde fuera esas cosas son un puto lío, pero la clave es que lo importante no son los personajes si no las historias.

Cuando se habla del Batman de Miller, el Thor de Simonson o el Hulk de Peter David, por ejemplo, se refieren a epocas de los personajes muy marcadas por esos autores, que normalmente lo sacaron del pozo de mediocridad donde había caido y le dan un nuevo aire a la colección, muchas veces reestructurando al personaje a su gusto, pero siempre intentando mantener una continuidad.

Otra cosa son las historias alternativas o apócrifas donde partiendo de unos personajes conocidos se les saca de su contexto para contar relatos que no tienen continuidad en la historia oficial del personaje. Aquí estan los casos de Batman: The Dark Night returns de Miller que comentas o Supermán: Rojo de Mark Millar, que sitúa la historia en un mundo en el que Superman hubiera aterrizado en Siberia en vez de en Kansas.

daaxe dijo...

La mierda puede ser de muchos colores, amigo Troy.

Recuerdo que hace algún tiempo era habitual encontrar cagarros blancos como el marfíl en la acera mientras se paseaba por la calle, aunque he de reconocer que afortunadamente la civilización ha conseguido uno de sus mayores logros: que un país lleno de guarros como el nuestro parezca limpio y todo.

little caesar dijo...

No, si básicamente me hago una idea, pero es que pienso que se vuelve todo un poco inabarcable, como ya he dicho. Supongo que para el aficionado medio, el de toda la vida, esto lo ve normal, pero para el que quiera empezar, se siente desbordado.
Ojo, que no pienso ni intentarlo, más allá de las obras cumbre del género, que bastante tengo con comprar discos y entradas de conciertos como para engancharme al mundo del cómic.

TROY MCCLURE dijo...

Si quieres te rompo la otra pierna...

ALUD ROMERA dijo...

Little un tipo como tú no tendrá problema para encontrar estos comics en la red, ten en cuenta que no es lo mismo leerse un libro en el ordenador (un cagarro marrón parduzco de los de toda la vida) que leerte un tebeo, llamemoslo como toda la vida, TEBEO. jejjee.

Te recomiendo "El Predicador" me lo prestó un buen colega y es de lo mejor. Muy muy recomendable. Y si prefieres historias menos elaboradas y que vayan al grano, con leerte un par de historias de "LOBO" te dejarán más que satisfecho, pero ojo, no esperes un gran guión en lobo, solo disfrutalo, jajaja.

Aquí ya hace falta que se deje caer Llolker, que seguro que sobre este tema tiene algo que decir.

Daaxe, a ver si me pasas algún tebeo de esos, que hace años que no me prestas nada, ya estoy fuera de onda, menos mal que lo poco que he leido han sido clasicos que si no... Ummm ahora me acuerdo de Grendel y sus aguijones Balcanicos...

Merkuryo dijo...

¿El lobo tiene un comic? no me jodas

ALUD ROMERA dijo...

Si señor, y si GRAN TORINO lo viese, nunca más querría volver a cambiar de nombre...

daaxe dijo...

Si Romera, de Grendel también hablaré por aquí próximamente, y de sus paralelismos con los hechos narrados en la saga TBI.

Llolker dijo...

Seguro que si Gran Torino leyera a Lobo se fliparía tanto que no cambiaría su apodo nunca mas.
Y si, algo tengo que decir de Predicador: Me leí la serie completa del tirón en 3 noches (es un pelín larga), espectacular, lo mejor que he leido en cómic, es tan buena que me jodería que hicieran una película... (que de hecho se empezó a hacer, pero gracias a Dios se canceló la cosa).

Luego me leí el "buenos vecinos" (creo que se llamaba así) de The Punisher y del mismo autor que Predicador y también estaba cojonudo.

Espero mas entradas sobre comics Daaxe.