viernes, 6 de marzo de 2015

El Morado

Era noche cerrada cuando la alarma del móvil me sacó de lo más profundo de mi sueño. Se esfumaron como por arte de magia las ninfas que animaban mis oníricas experiencias. Sus suaves caricias se tornaron en una luz parpadeante y sus voces aterciopeladas en una insistente campanilla. Maldiciendo mi suerte me puse en pie, y trastabillando a oscuras por la habitación, gané el cuarto de baño. Encendí la luz y se rebeló ante mi, en su máximo esplendor, el cuerpo que me dio Dios. Me acaricié distraídamente mientras observaba en el espejo la belleza de mi desnudez. Oriné poniendo todos mis aletargados sentidos en hacer puntería y una vez más me prometí, en vista del resultado, hacerlo sentado la próxima vez.



Me lavé la cara con abundante agua y más despejado, me volví a mirar en el espejo, y mientras me deleitaba con el buen trabajo que estaba haciendo la naturaleza al convertir el rostro de un muchacho en el de un atractivo hombre maduro, reparé en un moratón que ensombrecía mi musculado bíceps.




Lancé la mente atrás intentando alcanzar el momento en que sucedió semejante accidente, pero mi memoria me jugó una mala pasada y el suceso quedó oculto tras la bruma insondable del olvido. Sin embargo, había algo que podía recordar, que no más de dos meses atrás ya había sufrido otra misteriosa aparición en el mismo lugar y forma.


Evidentemente este misterio no sería tal de no haber ahondado, últimamente, en la sana costumbre del beber. Puesto que, como todo el mundo sabe, igual que sucede con el deporte, que es sano practicarlo, pero en exceso, véase el deporte de élite, es perjudicial para la salud. Lo mismo sucede con la ingesta de alcohol, que siendo moderada, agudiza el ingenio, favorece las relaciones e insufla vigor, pero en exceso daña el organismo en múltiples formas y ni tan siquiera te deja el consuelo de conseguir una medalla. En esas andaba yo, tratando de convertirme en bebedor de élite a sabiendas de la nula recompensa y por un motivo , que sinceramente ignoro, cuando apareció el morado.

Terminé de asearme, me vestí y acudí al trabajo, pero mi cabeza no paraba de darle vueltas al banal suceso. ¿Por qué semejante cardenal adornaba mi cuerpo?¿Qué relación tenía con la ocasión anterior?
Cavilando saqué la conclusión de que en el momento de recibir la imprimación del morado debía andar borracho, y como esto no suele suceder fuera de las horas de trabajo en otro lugar si no en la comparsa, evidentemente, sucedió o en el trabajo, o en la comparsa.

A lo largo de la mañana, mientras mordía distraídamente mis uñas, apareció Vitoriano. El hijo menor del mecánico vecino. Una mala bestia de 1'80 de estatura, con tan oronda figura que rivalizaría con la de un oso pardo. Brazos grandes como pata de elefante y en definitiva, el porte duro y robusto de un tocón de secuoya gigante.


 Sus inquietantes ojos, pequeños y negros, cargados de una inteligencia primitiva como la del hurón, sus dientes desportillados como los de una sierra vieja y un mechón de pelo duro y ensortijado, con la apariencia del vello púbico, que como una isla, se dejaba ver en  un lugar en el que debería estar la calva, todo esto unido, le daban una apariencia tan extraña como las nieves en el kilimanjaro, extraña, pero ahí está.

Con un gruñido semejante al de los cachalotes en celo, llamó mi atención en la distancia. Con el paso firme y decidido de los que se saben dueños del mundo, tal cual, los rinocerontes en la sabana, se dirigió directamente al lugar que yo ocupaba. Al alcanzar mi posición me gritó, mi propio nombre, al oído, para deleite del señor GAES, que de haberlo visto se habría frotado las manos pensando en futuros beneficios.

A modo de saludo lanzó su poderoso brazo derecho hacía atrás `para tomar impulso y después, con la inercia acumulada lo dirigió directamente a mi hombro izquierdo. Con la habilidad adquirida en multitud de ocasiones anteriores, separé los pies, incliné levemente mi cuerpo al encuentro del "martillo de Thor" y dibujé en mi rostro una expresión de "ni me importa, ni me duele" que habría hecho enloquecer de envidia al mismísimo Keanu Reeves.

Lo vi claro, ¡Este ha sido!, me dije...

viernes, 14 de noviembre de 2014

¡Quedate con esto! #09: Filth, el sucio

Si hay un libro que ha hecho que los componentes de Galatex World quedaramos unidos mentalmente en gloriosa hermandad eterna, ese no es otro que Escoria, de Irvine Welsh, creador de otras obras menos relevantes para nosotros, y por lo tanto para el mundo, como Trainspotting.

Si hay algo que jamás imaginamos ninguno de nosotros, es que acabaríamos viendo una película basada en esta obra, y menos una que promete ser tan fiel al manuscrito original como se puede intuir en este trailer.

Aunque he de reconocer que siempre me lo imaginé con la cara del calvo de "The Shield" 

Por cierto, como curiosidad cultureta apuntar que Escoria se escribió en el mismo año en que Santiago Segura estrenaba su Torrente, personaje cuya personalidad no puede dejar de compararse con la del protagonista de Escoria, Bruce Robertson, salvando las distancias. Lo curioso es que dos años antes Segura había doblado a Welsh en el pequeño papel que este último se reservó en Trainspotting.

¿Conspiración? Ahí lo dejo.

sábado, 27 de septiembre de 2014

SEPTIEMBRE LOCO

En ciudad como Valencia no hay muchas oportunidades de disfrutar de grupos de rock de primera fila. El ocio se enfoca a otros menesteres y grandes eventos de mierda que me niego a volver a nombrar y que sólo sirven para que políticos corruptos y mequetrefes vividores hagan aumentar sus cuentas bancarias y para que los ciudadanos de a pie estén cada día más cerca de dormir en cajeros de entidades rescatadas con sus impuestos y recortes sufridos. Todo de lo más lógico.
Pero no os preocupés porque no vengo a hablar de eso, al fin y al cabo he oído que va a venir un chino que va a hacer que 50.000 gilipollas se vayan contentos a casa todos los domingos, y con eso se arreglarán todos nuestros problemas. Eso sí, si hay que salir a la calle a protestar para que Bankia le venda el equipo al chino. Hay que ir a muerte y partirle la cara a quien haga falta.
De lo de quejarnos porque ese banco le embarga la casa a nuestro vecino porque lleva 2 años sin cobrar el paro y no puede ni pagar los libros de texto a sus hijos, ya si tal, otro día, pero lo primero es que fichen a ese tío que se ve que mete muchos goles y que desde pequeño soñaba con vestir esa camiseta que ha prometido defender hasta sudar sangre.

COMO DIRÍA WILLIAM WALLACE: 
"PODRÁN QUITARNOS EL PAN, PERO JAMÁS NOS PODRÁN ROBAR EL FURGOOOOOOL"

Pero hoy el tema que nos ocupa es el gran mes de septiebre que nos ha brindado la sala EL LOCO CLUB de Valencia. En menos de dos semanas hemos tenido la oportunidad de disfrutar en este recinto de dos grupos que han hecho que nuestra ciudad, muchas veces ninguneada por los grupos internacionales, haya saboreado rock de alto nivel.

IMPERIAL STATE ELECTRIC

Little Caesar ya nos recomendó su  álbum debut allá por el 2010, y cuatro años más tarde y con dos discos de estudio  más a sus espaldas (Pop War y Reptile Brain) la banda liderada por Nicke Andersson nos deleitó con casi dos horas ininterrumpidas de Rock ´n´Roll de la escuela escandinava pero con una contundencia ecléctica que destila glam, garage e influencias sesenteras... Como diría Little Caesar: "Yo con ver un grupo que me ofrece guitarras al aire y patadas voladoras ya soy feliz".
Imperial State Electric hizo un repaso a su breve discografía sin olvidarse ninguno de los grandes temas:
Uh huh, Deja Vu, Redemption´s Gone, Can´t seem to shake it off my mind... Y regalándonos algunas sorpresas como las covers de Black Diamond (Kiss), Johnny B. Goode (Chuck Berry), Sonic Reducer (Dead Boys) y Heebie Jeebies (Little Richard).

 NICKE ANDERSSON Y DOLPH DE BORST DÁNDOLO TODO

Especial mención merece la actuación de Dolph de Borst, el carismático bajista neo zelandés que por momentos eclipsa al bueno de Nicke, animando al público en cada canción e incluso interpretando el tema que da el nombre al último trabajo de la banda, el ya nombrado Reptile Brain.
Para comprobarlo solo tenéis que disfrutar de este vídeo...




 Fue una gran noche tanto para el público como para el grupo ya que ambos disfrutaron de  la buena química que inundó esa noche El Loco Club.
Pero lo mejor estaba por llegar para Dolph...

DOLPH DE BORST VE CUMPLIDO SU SUEÑO DE CONOCER A TROY MCCLURE

SUPERSUCKERS

Once conciertos seguidos en España, y Valencia era el que hacía nueve. Este maratoniano tour por nuestras tierras nos dejaba muchos interrogantes sobre el estado de forma en el que nos encontraríamos a la banda de Arizona. Pero estas dudas se disiparon en el primer minuto. Un rock puro y contundente que nos recuerda por momentos al mejor Motörhead (no en vano a su líder sólo le falta implantarse un par de verrugas en la cara, porque el sombrero, el instrumento y la voz ya se las ha cogido prestados a Lemmy), y sobre todo actitud, mucha actitud. 
Al igual que Imperial State Electric, tocaron más de una veintena de temas casi del tirón, con alguna gracieta sobre drogas, y otras mierdas que no me entero gracias a mi nivel de inglés que solo supera al de personas con  evidente retraso mental como Ana Botella.

 MÁS GUITARRAS AL AIRE PARA EL DELEITE DE LITTLE CAESAR

La base de su setlist fue su último trabajo Get the hell, y la canción que da nombre al disco fue la que inició el concierto. Sorpresa en Las Gaunas.
Echamos de menos algún tema country pero en conjunto fue un buen concierto en el que los asistentes (3/4 de sala) pudimos disfrutar temazos como Bad bad bad, Rock-n-roll records, Born with a tail o la versión de Cowboy song de Thin Lizzy.



EN EL CAMERINO CON EDDIE SPAGHETTI (LITTLE ESTABA EN EL BAÑO Y SE LO PERDIÓ)

GRACIAS POR LA CAMISETA, OS DEDICARÉ UN ARTÍCULO EN GALATEX WORLD!!

miércoles, 2 de julio de 2014

DARK DUSK: CAPITULO 30

HEROE ROJO

Kevin Miller nació para ser parte de Dark Dusk. Era su misión, pero no su destino.

Andrei Skliansky nació en la Ciudad Heroica de Sebastopol, y aunque su padre era solo un ferretero, la de su madre era una familia fuertemente arraigada a la cúpula del partido, así que su infancia fue indiscutiblemente feliz. Educado en las bondades del comunismo y rodeado de los beneficios que este otorgaba a sus próceres, las convicciones revolucionarias del joven Andrei le impulsaron a esforzarse al máximo en sus estudios con la esperanza de ingresar en la KGB, cosa que consiguió a pesar de que su rendimiento no estaba a la altura de sus ideales, gracias a la secreta influencia de su tío.


Una vez reclutado, sin embargo, sus superiores se esforzaron en pulir sus defectos y sacar partido a sus virtudes, y en menos tiempo del esperado Andrei ya dominaba la lengua y la cultura del enemigo, conservando intacta su lealtad a la causa soviética, aunque en los aspectos más técnicos y la formación marcial necesaria para un agente de campo nunca llegó a destacar.

En enero de 1987 recibió la orden de acudir ante el alto mando, y se le asignó un destino de agente encubierto en la costa oeste norteamericana, con base en la ciudad de Oakland, California, con incorporación inmediata. Andrei pasó los días siguientes ilusionado ante la perspectiva de ejercer de catalizador para soliviantar a la clase obrera afroamericana que poblaba aquella ciudad, gente sin duda oprimida por el capitalismo que estaría esperando una chispa para empezar una revolución. Soñaba con resucitar el movimiento de las "Panteras negras" que hacía solo un par de décadas había puesto en jaque al gobierno americano, y que este solo había podido reprimir con sucios actos del FBI sobre sus propios ciudadanos.


Las ordenes concretas las recibió el mismo día que dejó la Unión Sovietica. Su nuevo nombre sería Kevin Miller, y debía contactar con un tal James Cougar, que le asignaría un objetivo al que tendría que vigilar sin despertar sospechas. Para ello se valdría de una tapadera como músico, sacando así provecho de las clases de violín que su madre se empeño que tomara en su adolescencia. Aunque no era exactamente lo que había deseado, Andrei estaba contento y excitado por poder servir por fin a la Madre Patria.

Su ilusión pronto se vio truncada por la realidad. Si bien siempre había imaginado Estados Unidos como un lugar sucio y decadente, lo que se encontró superaba con mucho sus temores, y la gente con la que tenía que tratar despertaban en él temor y asco a partes iguales, empezando por el propio Cougar, un hombre malvado y repugnante al que no podía ni mirar a los ojos sin que le invadieran las ganas de sollozar, y acabando por los libertinos miembros del grupo de rock en el que le obligaron a infiltrarse, que además de no tener ni idea de música eran claramente hostiles hacía él.

A pesar de sus esfuerzos, jamás fue aceptado por sus compañeros, que no entendieron la incorporación de este nuevo bajista que les impuso McCoist.

Duck y Mike aparentaban ser amistosos, pero estaba claro que se sentían menospreciados, ya que hasta entonces eran ellos los que se turnaban para tocar el bajo y la guitarra y no consideraban que esto supusiera ningún problema, pese al desastroso resultado según la opinión de Kevin.

Por otra parte, Julián, el batería, siempre desconfió de él, aunque creía que nunca le había dado motivos. Pronto observó que no se trataba de algo personal en su contra, sino más bien un hábito siempre que se encontraba con cualquier cambio que no hubiera propiciado él mismo. Curiosamente uno de los mayores éxitos de Kevin ante sus superiores fue conseguir que J.D. se uniera a la banda, aunque realmente por lo que a él respectaba había sido todo fruto de la casualidad, ya que por entonces McCoist aún no había mediado para introducirlo en el grupo, así que se limitaba a seguirlos en sus actuaciones como un fan más y reportar todo lo que veía. Nunca le dijo a Cougar que Marcus se había marchado sin más, ya que este dedujo que Kevin lo había matado antes de poder explicarle nada, y dado que parecía muy satisfecho no quiso contradecirle.

El caso de Barry era distinto; era evidente que lo que le molestaba es que McCoist pusiera a un tipo guapo y con aire misterioso que le pudiera hacer competencia en las preferencias de las jovencitas que acudían a los conciertos. Una cosa es compartirlas con sus colegas y otra muy distinta que estos le dejaran las sobras a él, parecía pensar, aunque la realidad es que Kevin era más bien tímido y pasaba tan desapercibido en el escenario como fuera de él.

Esta mañana Ignatius, su único amigo en este país, le había convocado con urgencia a una reunión con su jefe. Así que aquí estaba, esperando en la puerta del despacho de James A. Cougar a que este se dignara a recibirle. Temía la reacción de ese monstruo impredecible y corrupto ante los últimos acontecimientos y como de costumbre se preguntaba porqué diantres la KGB habría captado a alguien tan evidentemente poco de fiar y encima lo había designado como su superior y enlace con la delegación.

Por un lado, se había cumplido su último objetivo, la muerte de McCoist, aunque siendo francos esta vez tampoco tuvo nada que ver... siempre ignorado por todos y justo el día que tenía algo importante que hacer aquella impresionante rubia se pegó a él con ganas de marcha y cuando por fin pudo escabullirse e ir a buscarlo McCoist ya no estaba en su despacho. Por otro lado, estaba lo de la posterior desaparición del resto de componentes de Dark Dusk tras el tiroteo en el Stork, al que llegó tarde por culpa de un taxista sinvergüenza que insistió en llevarle por la ruta turística sin parar de parlotear a pesar de sus quejas.


Decidió que dejaría que fuera Cougar quien hablara, como siempre, y esperaría que las cosas se enderezaran de nuevo por si solas. Con un poco de suerte incluso la delegación se vería impulsada a cambiarle de destino, dadas las circunstancias. Al fin y al cabo un agente de alto rango había sido asesinado brutalmente esa madrugada y podría haber comprometido la situación del resto de infiltrados. Quizá ahora le enviaran a una nueva ciudad, algo como Nueva York, o Boston. Y necesitaría una nueva vida, un nuevo trabajo, puede que le pusieran incluso una camarada como esposa.

Y claro, también un nuevo nombre. Al fin y al cabo Kevin Miller nació para ser parte de Dark Dusk, y ahora que había cumplido su misión, su destino era desaparecer.

jueves, 19 de junio de 2014

ORGULLO Y SATISFACCIÓN

Y siguiendo con el tema del momento (lo de la monarquía, no el ridículo de la selección), os paso un enlace a la web conmemorativa que de tan magno momento han hecho los dibujantes y guionistas que salieron espantados de "El Jueves" tras la bajada de pantalones de la revista a causa de las presiones para que retiraran esta portada:

 Por si no la habíais visto. 

En fin, al turrón. La web se llama "Orgullo y Satisfacción", y allí aprovechan para despedir al "Campechano", recibir al "Preparao", y de paso vendernos un cómic de 82 paginacas "de mucho reír" por 1.5€, que mucho no es, creo yo.

Os dejo unas viñetas para ver si os pica el gusanillo y pasáis por caja, aunque sea comprando uno entre varios o lo que sea, que seguro que vale la pena el esfuerzo. Salud, y ¡viva España!


Y no, yo no me llevo nada por hacer esta publicidad descarada a un grupito de capitalistas sin escrúpulos. Más quisiera, joder.

miércoles, 11 de junio de 2014

LA DICTOCRACIA

Esta semana se ha consumado uno de los actos más vergonzosos de la historia reciente de España. Justo una semana después de la abdicación de "El Campechano" el gobierno nos sorprende a todos con su premura para sustituirlo en menos de dos semanas por su sucesor "El Preparao".
En estos últimos 7 días hemos visto, oído y leído hasta la saciedad en los medios de comunicación, propiedad de los poderes fácticos, las bonanzas y hazañas de la Monarquía española.

Cualquier persona que sólo ve en la televisión las noticias deportivas y "La que se avecina" y que sólo lee cadenas de chistes en whatsapp puede caer en la trampa de creer todas estas mentiras, tan repetidas que parecen más una canción de Pitbull que hechos verdaderos y contrastados:
- El Rey salvó la democracia
- Devolvió el poder al pueblo
- Nos libró del golpe de Estado
- Si no hubiera sido por su hijo nadie habría llevado la bandera de España en las olimpiadas del ´92
- Hizo callar al terrorista Chávez
- Es el mejor embajador de los intereses españoles en el extranjero
- Un puto crack de las relaciones internacionales

Bueno, os dejo que vayáis a vomitar y ahora continúo.... ¿ya? OK, sigamos. Esta semana poco o nada se ha dicho de su relación directa y de que fue elegido por el golpista, dictador y asesino Francisco Franco, y por lo tanto, el máximo responsable de acaparar un poder que fue arrebatado ilegítimamente al pueblo español mediante el terror, la violencia y la muerte. Deponiendo un gobierno elegido democráticamente en las urnas y ahora parapetándose detrás de un referéndum que tuvo lugar en 1978 (en un contexto de miedo a otra guerra o represión militar), en el cual no participó un 70% del electorado actual y dónde no pudieron tomar parte en su elaboración partidos republicanos que fueron legalizados meses más tarde.

Tampoco se ha hablado de su participación en el montaje del 23F, que como todos sospechamos tenía por principal objetivo el mitificar su figura y perpetuar la institución de la Monarquía porque, seamos realistas, unos cuantos guardias civiles borrachos como mucho pueden derrocar un puticlub y organizar una paellita conmemorativa, pero no un país entero. Por cierto, otro que estaba al tanto de la farsa era el actual dueño del aeropuerto de Barajas, Adolfo Suárez, que ante la amenaza de "se sienten coño" fue de los pocos que no se cagó en los pantalones ni se escondió detrás de su escaño. Otro fascista al que todo el mundo alabó después de su muerte.

"ESTO SERÁ RECORDADO PARA SIEMPRE, PERO YO DENTRO DE 30 AÑOS NO ME ACORDARÉ DE NADA"

Poca importancia se dió a los escándalos sexuales que protagonizó su majestad durante estos 39 años, normal que le hayan puesto una prótesis de titanio en la cadera, lo que me extraña es que el Dr. Cavadas no le haya tenido que hacer un injerto en la polla para que pueda seguir meando después de meterla en tantos coños célebres y no tan célebres. Lo raro es que la Reina Sofía no haya cambiado el escudo de la casa real de Grecia por el de los Baratheon, porque la mujer lleva tal cornamenta encima que en todas las fiestas tiene que aguantar bromitas y cuchicheos del resto de máximos mandatarios y miembros de casas reales cuando suena la canción: "y que no me digan en la esquina... EL VENAO, EL VENAO"

 LA FURIA ES ROJA Y EL YOGUR GRIEGO

Poco hincapié se ha hecho sobre sus cacerías, sobre su hija mongola divorciada del farlopero, lo de la hija que se ríe de la justicia imitando a su hermana mongola cuando un juez le pregunta por los negocios sucios de su marido. Poco importa que el Rey haya amasado una fortuna de más de 2.000 millones de euros en poco menos de 40 años, que su nieta y próxima heredera al trono, Leonor, vaya a cobrar unos 8.000 euros al mes por colorear dibujos de Dora Exloradora mientras miles de niños van al colegio sin desayunar porque sus padres no tienen dinero ni para comprar leche.

Pero poco importa todo esto, poco importa porque el gobierno ya ha decidido por los 40 y pico millones de españoles. El PP junto con su cómplice PSOE han dejado atado y bien atado el futuro de la Casa Real, como si de una película de mafiosos se tratara, acordaron desde hace meses cómo se debía producir la continuidad del sistema. El sistema que les lleva beneficiando desde hace casi 40 años y que supone la alternancia en el poder de los dos partidos.

 LOVE IS IN THE AIR

No es ningún secreto que el bipartidismo favorece a la Corona, a los grandes empresarios españoles, a las multinacionales y a la oligarquía española, y por eso mismo se ha evitado a toda costa que el pueblo español haya tenido ni si quiera la oportunidad de dar su opinión, de pronunciarse, de elegir, de ser escuchado. No tenemos ni voz ni voto en su cortijo, sólo les servimos cada 4 años para depositar un papel en una urna, y si por ellos fuera ni a eso tendríamos derecho, por eso les conviene tanto la abstención masiva, la incultura, el fútbol, el bipartidismo, los programas del corazón, que no exista GALATEX WORLD. Porque lo que quieren es que los españoles no piensen en que estos que amasan todo el poder y el dinero son los responsables directos de sus desgracias y de su infelicidad.

GRUPO DE JÓVENES CIENTÍFICOS QUE HAN TENIDO QUE EMIGRAR EN BUSCA DE OPORTUNIDADES AL EXTRANJERO

Amigos, hoy se ha vivido una debate en el Congreso sonrojante, que ha insultado la inteligencia de los españoles. Hoy unos pocos han decidido por millones de personas, hoy la democracia (ya herida de muerte) ha sido rematada con un tiro de gracia y enterrada en una cuneta.
El 85% de los diputados han votado a favor de que el heredero político de Franco siga viviendo a cuerpo de Rey a nuestra costa, sin que Felipe de Borbón hiciera otro mérito que no equivocarse de camino al salir del coño real de Doña Sofía. Sólo por eso será nuesto monarca durante los próximos años, en compañía de una ex-periodista afín al Partido Popular que ya ha pasado más veces por el quirófano que su querido suegro y que no puede acabar de comer sin meterse los dedos. Lo digo por lo de la bulimia, no porque sea ninfómana, que en seguida os ponéis en lo peor, putos enfermos (me dáis asco).

Pues sí señores, el Partido de la Gaviota salida del huevo eclosionado del Águila de San Juan y el Partido Socialista (jajajaja) Obrero (jajajaja) Español de hondas raíces republicanas pero que vota a favor de la continuidad de la monarquía aunque muchos de sus militantes fueran perseguidos, encarcelados y fusilados por defender la República y que ahora se estarán removiendo en sus tumbas, han pactado que todo siga igual y que si no os gusta os vayáis a Cuba o Corea del Norte que allí hay también república.

Una lástima que en la votación el PPSOE no haya todavía podido contar con el apoyo de otro partido abiertamente monárquico llamado VOX, aunque este este hecho no ha evitado que esta parodia de partido politico haya movilizado auténticas masas de decenas de personas en las plazas de toda España. Si siguen con este poder de convocatoria y recibiendo tal número de votos en las elecciones dentro de unos años podrán optar a presidir importantes reuniones de comunidades de vecinos en los portales e incluso entrar en alguna junta directiva de Cofradías, Fallas y otros movimientos lúdico-festivos, eso sí, como vocales porque ni ellos mismos se ven preparados para organizar eventos de la magnitud de playbacks o concursos de paellas.
 SANTIAGO ABASCAL, SECRETARIO GENERAL DE VOX, ES TAN PARTIDARIO DE LA UNIDAD TERRITORIAL ESPAÑOLA QUE ES CAPAZ DE MIRAR A LA VEZ A CUENCA Y A FERROL

EN SU LIBRO "NO ME RINDO" SANTIAGO ABASCAL NOS DESCUBRE SUS SECRETOS PARA COMBATIR EL ESTREÑIMIENTO

CON SU PODER DE CONVOCATORIA, VOX ES CAPAZ DE REUNIR MILES DE BOLAS DEL DESIERTO

EN ESTA FOTO PODÉIS OBSERVAR LO MAL QUE LOS MIEMBROS DE VOX PLANCHAN LAS BANDERAS DE NUESTRA GLORIOSA NACIÓN 

AQUÍ DOS MIEMBROS DE VOX RODEAN A UNA DISEÑADORA GRÁFICA "MADRILEÑA" QUE PADECE EL SÍNDROME DEL CUELLO TORCÍO DE LA MADRE DEL REY
 
SEIS MIEMBROS DE VOX JUSTO ANTES DE IRSE DE PUTAS,
 ¡POR EL BIEN DE ESPAÑA!

HOY FOLLAMOS!!!!!

ENHORABUENA CHAVALES!!!

PD: Este último párrafo está dedicado a cierta diseñadora gráfica que dice ser de Madrid y que se puso en contacto conmigo por mail para tomar una cañita y hacerme una oferta. Yo la invito encarecidamente a tomar por el culo. Cristina S. la próxima vez que des tu teléfono a alguien y quieras simular ser otra persona acuérdate de quitar la foto del perfil de Telegram y no solo de Whatsapp. Un abrazo.

martes, 10 de junio de 2014

DARK DUSK: CAPÍTULO 29

MASTER OF PUPPETS

Cougar tenía muchos defectos y era plenamente consciente de ello; era un egoísta, manipulador, iracundo, adulador, mentiroso, tramposo y despreciable cobarde, sin duda, pero el mayor de todos sus defectos, el que agravaba todos los demás, era que estaba loco de atar.

No era la suya una locura que se apoderara de él y le hiciera hacer cosas que no deseaba, si no más bien era de esa clase que le empujaba hacia donde en realidad quería ir aunque no se atreviera. Es por ello que si bien, como digo, Cougar sabía perfectamente que estaba loco, eso no le importaba lo más mínimo.

A lo largo de su vida siempre había reconocido a otros como él a primera vista, desde simples brutos con problemas de autocontrol a auténticos sádicos con aspecto afable a los que sus vecinos invitaban a barbacoas, gente con la que era peligroso relacionarse porque nunca sabías por donde podían explotar. Siempre que podía evitaba el contacto directo con esos tarados, pero procuraba mover los hilos para ir situándolos en puestos estratégicos con la morbosa esperanza de que cuando saltaran e hicieran pedazos lo que tuvieran alrededor, cosa que hacían tarde o temprano, fuera él quien resultara beneficiado, o al menos le proporcionaran un jugoso espectáculo.

Y eso mismo es lo que había sucedido hacía solo unas horas en el caso de uno de sus más prometedores psicópatas, el subinspector Joseph K. Ratzinger.

Se había fijado en él hacía tan solo unos años mientras vagaba por la bahía después de un partido; el chico caminaba con las manos en los bolsillos de su gabardina mientras escuchaba un walkman, ajeno al festivo ambiente que le rodeaba. Llevaba el pelo largo y violeta y rimel del mismo color en los ojos, lo que junto con su semblante triste, casi lloroso, le convertía en un objetivo fácil para cualquier grupo de borrachos con ganas de bronca que se fijara en él. Cougar se decidió a seguirlo, con la esperanza de disfrutar del espectáculo cuando alguien le machacara el cráneo, y quien sabe, fichar así algún nuevo energúmeno a su red de influencia. En todo caso, la noche prometía.


Sin embargo, lo que contemplo cuando por fin el típico grupo de descerebrados con camisetas de los Raiders se cruzó por delante le dejó completamente descolocado. Y maravillado.

Hay que aclarar que el ambiente por entonces, tras la marcha de los Raiders a Los Angeles en el mejor momento de su historia, estaba muy caldeado entre los hinchas. Veían como su equipo ganaba, si, pero se sentían frustrados porque esas victorias iban a parar a los odiados angelinos, esa ciudad de ricachos y modernillos, y se les privaba así de poder restregarles a los fans de los 49rs sus triunfos. Así que ver a un chico delgaducho con pinta de nenaza pasar junto a ellos canturreando una versión ligeramente modificada de un tema de "The Doors" era más de lo que aquellos tipos podían soportar.

- ..."Raiders are scum"...

Cougar observó como el más bajito del grupo señalaba al chico mientras gritaba algo a sus amigos, y como el cazador avezado que era se buscó un buen lugar para observar discretamente la paliza. Pronto, cinco tipos salieron al paso del chico, le acorralaron y le empujaron al callejón de servicio, increpándolo y amenazándolo mientras se acababan sus cervezas. El chico levantó la cabeza, se colocó los auriculares en el cuello y les sonrió. Primero le lanzaron una botella, y aunque la esquivó fácilmente, el bajito llegó hasta él y le atizó un puñetazo en el estómago que le hizo doblarse mientras el resto le rodeaban riéndose y lanzándole patadas y empujones. En el momento que el chico se incorporó ya sostenía la navaja en su mano.

- ..."There's a killer on the road"...

El primer tajo fue para el brazo de un tipo gordo que intentó sujetarlo, que se quedó mirando manar la sangre con cara de no creerse que estaba sucediendo. El bajito fue el siguiente, la navaja entró y salió dos veces rápidamente por encima de la clavícula hacia abajo, y el tipo cayó fulminado. Los otros tres estaban paralizados como conejitos asustados, lo que facilitó la tarea al chico. Saltó sobre el más grande y lo hizo caer con un golpe de rodilla en el pecho, mientras que su navaja buscaba la cara del tipo de la derecha, dejándole una bonita segunda boca en la mejilla. El último por fin reaccionó y salió huyendo, gritando como una niñita, y los dos que quedaban de pie no dudaron en seguirle mientras que el chico se ensañaba pateando al grandullón en la cabeza. Lo que acabó de convencer a Cougar de que había encontrado oro es que el chico no había dejado de cantar en ningún momento.

-..."His brain is squirmin' like a toad"...

Lo que ocurrió después fue rápido; Cougar gritó que había llamado a la poli para ahuyentarlo y se las ingenió para seguirlo sin ser visto hasta su casa, un adosado en la periferia. Una vez lo tenía localizado, no tardó en mover los hilos para meterle en la cabeza la idea de que la mejor manera de salir impune cuando diera rienda suelta a sus instintos era convertirse en policía, para después hacerlo caer bajo la influencia de Cabrera, un oficial corrupto especialmente desagradable que tenía en el bolsillo desde que llegó de Cuba. Que el chico fuera medio maricón también ayudó, claro. Por otro lado, su frustración evidente por no poder tirarse a una amiguita del instituto de la que estaba colgado le sirvió para orientar sus instintos asesinos hacia unas víctimas más fáciles de ignorar por el sistema, las putas callejeras, de las que Oakland estaba bien servida.

Así que Cougar aquella mañana del 20 de julio rememoró todo esto con deleite tras leer la noticia, dejo sobre su escritorio la primera edición aún caliente del "Oakland Tribune", bajó el volumen de su tocadiscos hasta dejar casi inaudible el último álbum de Metallica con el que tanto se identificaba, se reclinó en su sillón, satisfecho, gozando solo de pensar en lo que vendría después, esperó unos segundos hasta estar seguro de que aguantaría las ganas de reir y finalmente levantó el teléfono para despertar al imbécil de Cabrera.


La función acababa de empezar.