martes, 9 de marzo de 2010

10 DÍAS EN JAPÓN; DIARIO DE VIAJE (2ª PARTE)


DÍA 5.

-Abandonamos Tokio y cogemos un tren para trasladarnos a la agradable localidad de Nikko, cuna del sintoísmo, budismo y todas esas mierdas pacifistas.
-El tren es una réplica de los ferrocarriles de época, tiene su punto.
-Al llegar a Nikko y después de un agradable, ejem, paseo en subida de 4 kilómetros, llegamos a los cinco templos de Nikko…y ésta visita se convierte en lo más brutal y acojonante que hemos visto nunca y todo lo que diga aquí no vale para nada porque no hay palabras para describir tamaña belleza.
-A la vuelta vemos un pequeño e insignificante restaurante con un cartel que anuncia “menú en español”; sólo por el intento de atraer al turista entramos, se lo merecen, que cojones.
-El restaurante, con sólo dos mesas, está repleto de mensajes de españoles en las paredes en forma de hojas pegadas con chinchetas; por supuesto dejo publicidad del blog, faltaría más.
-La comida excelente, una vez más.
-Por la noche, otra vez en Tokio, asistimos en un bar, a una gran borrachera de unos cuantos ejecutivos nipones; trabajan tanto que utilizan el alcohol como vía de escape, ante la permisibilidad del gobierno. En todo caso, nada que reprochar, bien por los nipones y su gobierno.

DÍA 6.

-Nos piramos de Tokio para pasar dos días en Kyoto.
-A éstas alturas del viaje ando crecido y pienso que ya se hablar japonés.
-Cristina me centra y me dice que lo único que hago es balbucear y señalar, pero que me entienden; a mi me vale, se hablar japonés y punto.
-Al llegar a Kyoto nos damos cuenta de que es una ciudad muy diferente, más pequeña y con un ambiente más cerrado y, en cierto sentido, más pueblerino, para lo bueno y para lo malo.
-Impresionante el palacio imperial.
-Pasamos una tarde relajada en el mercado de kyoto; me entra la nostalgia al ver muñecos de son goku y de muculman y le compro a mi hermano una taza de café de capsule corp.
-Ya de noche encontramos una jazzbar donde toca un grupo en directo, al entran nos piden 4000 yenes por cabeza a lo que contesto, en español, y con una amplia sonrisa, que 8000 yenes va a pagar tu puta madre por ver a un paleto tocando la trompeta.
-El japo de la entrada me contesta en japonés y con otra amplia sonrisa.
-No se lo que me ha dicho pero me lo imagino.
-Nos vamos a otro sitio.

DÍA 7.

-Definitivamente estamos en la parte más tradicional de Japón; templos, templos y más templos.
-En Kyoto hay 2000 templos, muchos de ellos minúsculos e intranscedentes, aunque al estar integrados en el paisaje urbano de edificios sorprenden e impactan.
-En el centro de la ciudad visitamos el templo Nishi-Hojajni y quedamos, una vez más, impactados.
-A las afueras visitamos el paseo del bambú y, mientras subimos por el tortuoso camino, entramos a tomar te en una pequeña estancia regenciada por una anciana nipona.
-Al saber que somos españoles, la anciana nos da una lección de arte español; Picasso, Dalí y Goya.
-Nos vamos de la degustación de te humillados al comprobar que una japonesa de una aldea perdida de kyoto sabe más de la pintura de Sorolla que dos valencianos.
-Cristina alega que ella es madrileña y que no tiene porque saber tanto de Sorolla, que lo suyo es la pedagogía y tal…

DÍA8.

-De vuelta en Tokio para el último día; en estos momentos ya estamos totalmente integrados en la cultura nipona.
-Aun así hay cosas que siguen sorprendiéndonos, como ver una cafetería adornada con multitud de fotos de Julio Iglesias.
-No, no lo leáis otra vez, es verdad, Julio Iglesias.
-Última noche en Tokio, sushi y borrachera.

DÍA 9.

-El vuelo de vuelta podría ser un corta pega del de ida pero cambiando a japoneses por chilenos en el vuelo Frankfurt-Madrid, con lo que se puede sustituir lo de educados y silenciosos por todo lo contrario, ejem…

DÍA 10.

-Hola España.
-No podemos dormir.
-No podemos dormir.
-No podemos dormir.

8 comentarios:

daaxe dijo...

Antes que nada.

He quitado el enlace al disco de la nueva sección "Un disco diario".

El motivo es que desde no hace mucho se han cerrado blogs de blogger precisamente por dedicarse a enlazar discos de manera habitual, así que creo que conviene dejarlo simplemente como recomendaciones.

Quien lo quiera descargar, que lo busque en Google, que se instale Spotify o lo que sea.

Y ahora, a leer el post ;)

daaxe dijo...

Y por supuesto, me ha encantado el post. ¡¡Que envidia, malditos!!

El otro día echaron un episodio de Sin Chan en el que visitaban Nikko, y si, incluso con el estilo mamarrachero de esta serie, parecía impresionante.

Tokio y Kyoto, si señor, un viaje de puta madre. Y con guía de restaurantes incluida.

little caesar dijo...

Bueno, sin desacarga directa la nueva sección pierde mucho.
Vida efímera :(

ALUD ROMERA dijo...

ehhh, creo que he bebido demasido... Siempre que voy a almorzar con Vicente me lia XD

Robert Parr dijo...

Claro que sí, Little, totalmente de acuerdo en cuanto a lo del idioma. Es más, me da a mi que tu japonés y mi arabe no tienen que ser muy diferentes.
Eso sí, ves con cuidado con lo de los cambios de idioma, que la última vez que me descojoné en español de las patillas de un inglés resultó que el chaval era de Calatayud...

Robert Parr dijo...

Por cierto, que la anciana esa listilla os la coló doblada. ¿Japonesa de una aldea perdida de Tokyo? JA! ese era PEDRO (amigo de la familia de Alud) intentando esconderse de los sicarios que Bancaja contrató como venganza por joderles la exposición de Sorolla!!

daaxe dijo...

jajaja!

Ahí has estado hábil, Robert, jodio.

La Gamba dijo...

Te cagas! Pedro!! qué gran personaje aquel...
Definitivamente, quiero ir a Tokio, joder!