martes, 18 de agosto de 2009

LOS OLVIDADOS...(Y JUSTICIA PARA TODOS) IV, Hoy...El Robin Hood de Patrick Bergin.


1991 fue un buen año para el cine más comercial, “El cabo del miedo”, “El silencio de los corderos” o “Terminator 2” así lo atestiguan; también se estrenaron productos de calidad como “Hot Shots!” o “Doble Impacto” (quizá la mejor actuación de J.C.Van Damme), pero si por algo hay que recordar aquel año es por la polémica creada ante el estreno simultáneo de dos películas basadas en las andanzas de Robin Hood, el mítico personaje llevado por primera vez a la ficción por William Langland.
Esos dos films fueron “Robin Hood, príncipe de los ladrones”, que fue todo un éxito y “Robin Hood el magnífico”, que se pegó un inexplicable batacazo.

Haciendo memoria y viendo el combate con la perspectiva que da el tiempo y la experiencia, la verdad es que hay que reconocer que una de los cintas no tenía la más mínima oportunidad, así que hoy vamos a intentar analizar las causas del injusto fracaso de la película perderdora.

Vamos a ver, para empezar, “Robin Hood, príncipe de los ladrones” estaba dirigida por Kevin Reynolds, que más tarde dirigiría “Waterworld”, y tenía como protagonista a todo un Kevin Costner (que venía de dar el pelotazo con “Bailando con Lobos”); a su lado, en el papel de Marion estaba la guapísima Mary Elizabeth Mastrantonio y apoyando a Robin nos encontrábamos con el puto Morgan Freeman, toda una garantía de éxito. Junto a todos ellos teníamos al malo, que era Alan Rickman, que es el malo de “La jungla de cristal”, casi ná, y al final salía Sean Connery haciendo de Rey Ricardo…o sea un reparto de la hostia que ya de por sí hacía que quisieses ir al cine a ver la peli de marras.
Por el contrario, en “Robin Hood el magnífico” (título poco acertado) estaban Patrick Bergin haciendo de Robin, que lo más destacable que se puede decir de él es que era el malo de “Durmiendo con su enemigo”, película protagonizada por Julia Roberts y que emiten en nuestra cadena amiga canl9 al menos una vez al mes, y haciendo de Marion nos encontrábamos con Uma Thurman (en un papel que no le pega nada en absoluto), antes de dar la campanada con “Pulp Fiction” y luego, como secundarios teníamos a un tal Jurgen Prochnow y a un tal Jeroen Krabbe, que no los conocían ni en su casa y que yo creo que son polacos y muy probablemente familia.

Pero, ¿por qué pedimos justicia para la película de John Irving? Pues porque, al final del juego, es mucho mejor película.
La época está mucho mejor retratada, no olvidemos que contó con historiadores que aconsejaron hasta en el más mínimo detalle, es más real, más sobria y más seria, la historia está tratada con un acercamiento mucho más estricto, además, Robin Hood lleva bigote, y un tipo con bigote da muchos puntos de carisma (ahí tenemos a Mané o a Vicente Del Bosque).
Por el contrario, la película de Reynolds está más enfocada al público juvenil, tira en ocasiones del fantástico y tiene escenas cuanto menos vergonzantes (Morgan Freeman usando pólvora) y, aunque tiene la virtud de no tomarse en serio a si misma, podemos afirmar que es bastante inferior a “Robin Hood el magnífico”.
Además, Bryan Adams encabeza la B.S.O con la empalagosa y almibarada (Everything I do) I do it for you, y eso le resta muchos puntos al film.

Como era de esperar “Robin Hood, príncipe de los ladrones” se llevó el gato al agua y arrasó en taquilla, en parte gracias a la brutal campaña de marketing de Warner Bros, pero eso no quita para pedir un poco de gloria para la película protagonista de esta entrada.

8 comentarios:

Estefanìa dijo...

La pelicula en la que Brian Adams hace el soundtrack I do it for you, no es Kevin Costner quien hace de Robin hood? o estoy equivocada?

Una hermosa historia de amor

Kevin era el bombom de la época y ahora a sus tantos años...podria ser mi abuelo y me resulta muy atractivo todavia.

besitos.

ALUD ROMERA dijo...

Kevin Costner probablemente sea un tipo muy atractivo, pero su calidad para la interpretación es más que discutible.

Es cierto que en "Bailando con lobos" lo hace bien, pero tengo que señalar que en esa película no hay demasiado diálogo, y ¿quién no sería capaz de mirar embelesado el horizonte?

De todos modos, es posible que "RH el principe de los ladrones" fuera un éxito en taquilla, pero si no recuerdo mal, ya se llevó el galardón ese que dan a la peor película del año, galardón que más tarde, también se llevaría Waterworld...

troy dijo...

La verdad es que no he visto la versión del magnífico, pero se me ha hecho la boca agua con tu descripción, sobretodo por el detalle de los primos polacos.

Frases míticas:
"un tipo con bigote da muchos puntos de carisma (ahí tenemos a Mané o a Vicente Del Bosque)"

“Durmiendo con su enemigo”, película protagonizada por Julia Roberts y que emiten en nuestra cadena amiga canl9 al menos una vez al mes", jajajajajajajja

FALTAN 2 Y 35 MINUTOS....

Robert Parr dijo...

Estefanía, efectivamente Brian Adams puso música (llamar voz a lo suyo es una osadía) al Robin Hoode de Costner. De ahí que Little, con buen criterio, le haya restado puntos a la peli.
Aun disfruto recordando la ostia que se pegó Kevin Costner con Waterworld. Lo único que me duele es que con el tiempo aún le ha salido rentable

little caesar dijo...

Gracias por la claración Robert en cuanto al asunto Adams.

Y Waterworld es un peliculón, que conste...

ALUD ROMERA dijo...

Little con todos mis respetos, Waterworld no vale un pimiento... Una sosa historia en la que los malos son los "fumadores" ¿nos estamos volviendo locos o qué?

Retira tus palabras...

daaxe dijo...

A mi también me mola Waterworld, coño. De hecho, toda peli que se situe en un mundo post-apocaliptico ya me tiene ganado antes de empezar.

Joder, si hasta me gusta Ciborg, de JCVD.

Robert Parr dijo...

Independientemente de la calidad del producto, lo que me encanto de Waterworld, como buen español, es que se comiera toa la mierda. Es como cuando Tele 5 te anuncia a bombo y platillo una nueva serie y cancela su emisión al tercer capítulo... ME ENCANTA!! Bueno, que alguien como Kevin Costner, capaz de utilizar el mismo registro para interpretar a un imperterrito guardaespaldas que a un tio con branquias también incentva a que me alegre de su fracaso.